El mediocampista brasileño puede volver a Sudamérica