Messi metió un golazo, pero Inter Miami perdió 3-1 en la MLS.