El marroquí logro que el conjunto parisino acceda al mismo pedido que le rechazaron a Kylian Mbappé